Un vistazo a la Kawasaki z250sl

¿Qué se puede decir de Kawasaki no se haya dicho hasta el momento? ¿Hay algo que podamos agregar sin riesgo de repetir palabras ajenas?

Podríamos decir que Kawasaki es un monstruo de la industria, que hace desde barcos hasta aviones, que tiene una muy larga trayectoria con una reputación más que bien ganada, y seguiríamos sin decir nada.

Podríamos decir que Kawasaki, creó fama y se echó a dormir

Con esto no sugerimos que haya cedido en algo sus estándares o capacidad de innovación, solo que sin aparente esfuerzo alguno sigue marcando presencia.



Prueba de ello es el enorme salón en el que nos reciben, repleto de máquinas de casi todas las cilindradas y segmentos, desde una KC90 hasta alguna Vulcan de más de 1600cc.

(y no quiero seguir mirando)


Meguro

Nació como Meguro Manufacturing Co. en 1937, al igual que sus compatriotas copiando modelos occidentales y en muchos casos superandolas en calidad. Fundada por Hobuji Murato y Takaji Suzuki (no emparentado con Michio ) hizo primero una alianza comercial con Kawasaki Aircraft Co. para ser absorbida por esta años más tarde, renombrada como Kawasaki-Meguro Works, pasando por Kawasaki Consumer Products y recientemente Kawasaki Heavy Industries Motorcycle & Engine Co.

Con presencia y títulos en casi todas las disciplinas y categorías de motociclismo, con mayor o menor éxito, ya sea con equipos oficiales o privados, no hay sitio donde el logo de Kawasaki no aparezca.

Kawasaki Meguro

Desde la H1 (Mach III) hasta la H2R no ha dejado de demostrar su capacidad para exprimir potencia por encima de sus rivales, llegando a motores deportivos de hasta 300HP o V-twin de 2000cc cubre todos los segmentos existentes. (y capaz que algún otro imaginable)


Pero…

No todo es grandilocuencia y cifras de potencia descomunales, también hay de lo otro.

Ya sea AR125 en los 80 o Sérpico en los 90…

AR125
Serpico

Claro que Kawasaki también sabe hacer deportivas atractivas y “pequeñas”.


Y a eso íbamos…

Lo que más me interesaba, era ver algo que conocía por fotos, sabía que está, pero no mucho más que eso.  Una máquina más mundana, algo que pueda tomarse como transporte para el día a día pero sin dejar por ello de ser una deportiva.

Cuando uno se acerca a la z250sl la primera impresión es el tamaño, parece una moto muy pequeña para su cilindrada, da una gran impresión de delicadeza, casi parece de juguete, en los clásicos colores de Kawasaki y también en negro con gris, si bien queda rodeada de otros monstruos de la marca, no pasa desapercibida. Lo primero es mirarle hasta en el ultimo detalle, luego tocar los plásticos, los fuerzo un poco y no hay un mínimo crujido aún lo que parece ser las zonas más débiles. (por más que no es “japo” no evidencia un solo descuido)

No tiene exageración en los detalles, tampoco carece de ellos, los controles clásicos y básicos con cierta simpleza sin llegar a exagerar, posiblemente apostando a la durabilidad.


z250sl frontal
z250sl derecha

Por su estética agresiva y un marcado perfil deportivo, todo lo que vemos de la z250sl nos complace, y aunque no comparte la mirada asesina de su hermana bicilíndrica esta versión algo más pacífica parece mantener la estirpe.

z250

Con una promesa de fábrica de 27.6HP a 9700RPM y 22.6Nm a 8200RPM se posiciona levemente por debajo tanto de la KTM Duke 250cc (todavía no en Uruguay), BMW G310R y Benelli TnT 250.

Siendo la más liviana de todas con 148Kg contra 161, 158.5 y 159 respectivamente, declara una velocidad máxima de 153Km/h, superándolas en 15, en 8 y en 10Km/h.


Su precio de US$ 7500 netamente inferior a los casi US$ 10.000 de la BMW g310r pero aun por encima de la Benelli TnT25, la deja en un sitio que en caso de entrar al país la KTM Duke 250 podría ser su competencia directa (si extrapolamos  a partir de las 200 y 390) con un precio algo elevado para el público en general pero que no llega a ser descomunal o prohibitivo tomando en cuenta a lo que nos tiene acostumbrados nuestro mercado.

(No la vamos a comparar con la Yamaha FZ25 porque si bien estaría dentro del segmento por cilindrada, el precio, las cifras de potencia y rendimiento, y también las características tecnicas nos parece que las orientan a públicos diferentes.)


Lo que más nos llama la atención, es que contrario a todas las demás motos de Kawasaki, en la calle hasta ahora no hemos visto ninguna z250sl. Podremos cruzar infinidad de veces con zx14, zx10 y alguna Vulcan, Ninjas 250 y 300 por doquier, más de una Er6-n, Versys y hasta KLR650 sin olvidarnos de las Wind 125 que todavía circulan más alguna que otra z250 bicilíndrica de los 80, pero esta z250sl parece querer permanecer en el local, entre todas sus hermanas.

¿o tal vez sus propietarios salen poco?

Una moto deportiva, atractiva, con un precio que está lejos de ser exagerado y unas prestaciones más que adecuadas para su segmento. ¿que estamos esperando?

Lo unico que lamentamos (y que en Uruguay no es patrimonio exclusivo de Kawasaki) es que no haya alguna unidad de prueba, nos hubiera gustado tener la oportunidad de sentirle el tacto y poder agregar otra referencia entre las conocidas.

0